El fin de semana del 5 de febrero estuvo marcado por dos acontecimientos significativos. El primero fue una reunión de LifeWave en Phoenix (Arizona, EE. UU.) y el segundo, el Super Bowl, el magno acontecimiento deportivo de Estados Unidos.

El sábado 5 de febrero Mike Collins, el Dr. Dean Clark y yo asistimos a la reunión en Phoenix organizada por dos de nuestros líderes de esa zona, los doctores Joan Norton y Nicholas Tivoli. El acontecimiento agotó las localidades y la sala se llenó para la reunión, que duró todo el día y se centró principalmente en Aeon. Lo más destacado del día fueron las sesiones de aprendizaje sobre parches a cargo de las doctoras Marcelle Hanish y Quila Rider, y la posibilidad de compartir algunos testimonios extremadamente persuasivos.

En particular, me pareció bastante interesante el testimonio de un médico, quiropráctico y acupuntor, que afirmó que el Dr. Tivoli le había persuadido de que probara los parches durante un período de ocho meses. Ahora bien, este médico estaba convencido de que los parches de LifeWave no servían para nada y no quería probarlos porque creía que eran una pérdida de tiempo. Al final, el Dr. Tivoli le hizo este ofrecimiento: pidió ir al consultorio del médico y brindarle una demostración con IceWave. Si los parches no obtenían efecto alguno, prometió que no volvería a molestarle. El doctor aceptó.

Invitó al Dr. Tivoli a su consultorio un lunes, un día con mucha actividad, ideal para poner a prueba los parches. Pensaba que nunca volvería a ver al Dr. Tivoli después de ese día, pero no sucedió así. Según este médico, durante el transcurso del día el único sonido que oyó fue la caída de mandíbula al abrir la boca al ver cómo un paciente tras otro obtenía una importante reducción del dolor o alivio completo con IceWave. Al terminar ese día, estaba convencido de que los parches funcionaban, comenzó a utilizarlos en su práctica médica y ha sido feliz desde entonces. Nada de esto hubiera sido posible si no hubiera sido por la persistencia del Dr. Tivoli.

El domingo 6 de febrero tuvimos la oportunidad de ver el Super Bowl en Estados Unidos, un acontecimiento deportivo que cuenta con unos 100 millones de espectadores. En esta competencia entra en juego, como en todo acontecimiento de esta clase, la habilidad deportiva, pero suelen ganar los que demuestran una práctica y un rendimiento mantenidos, un valor en la vida que debemos reconocer y respetar. Tanto si buscamos el éxito en la salud como en los negocios, la persistencia en nuestros esfuerzos, en no abandonar, y en avanzar a pesar de los desafíos y las dificultades nos permitirá alcanzar el éxito.

Con gran aprecio.

www.parchesparalasalud.com